Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2018

Beethoven y la Guerra de Cuba III: La carta.

Imagen
Francisco Guerra y Ludwig van Beethoven esperaban en el calabozo la hora de su ejecución. Al alba serían llevados al muro del cementerio y fusilados por desertores. Habían llegado aquella mañana a La Habana; los detuvieron nada más bajar del barco. Se les juzgó a mediodía. El juez dejó la sentencia para después de la siesta.


        - ¿Merecerá la pena que comamos? - preguntó Ludwig a su amigo.

        - Al menos nos fusilarán con la barriga llena.

    Abrió la puerta el cabo de guardia, seguido de dos soldados con la comida.

        - Tomad el rancho. Lentejas. Os hemos quitado el chorizo; igual os fusilan antes de que hagáis la digestión, y sería una lástima desaprovecharlo.

        - No jodas, cabo.

        - De postre, manzana, que aprieta las tripas. Os vendrá bien para que no os vayáis por la pata abajo.

    Y se marchó la comitiva, dejando a los reos mirando las bandejas sin un ápice de apetito.

        - Ya te dije yo que no era una buena idea escribirle esa carta al Gobernad…

El Cortejo de las Musas IV: La perspectiva del pintor.

Imagen
Dicen que uno de los mayores problemas con el que se encontraban los pintores del Antiguo Egipto al decorar los hipogeos, era lo estrecho de las estancias, que les impedía dar un paso atrás para ver el efecto de la obra.

Yo he dado un paso atrás. No para ver mi obra, que no tengo, simplemente cuento historias. Tampoco para descubrir si realmente me gusta escribir, ni si me hace feliz despertar emociones a mis lectores imaginarios. (El lector nunca existe, es un ente irreal: nadie lee o debería leer delante del autor)

No se trata de nada de eso. He dado ese paso para preguntarle a la hoja en blanco si me quiere. Si me lo va a poner difícil. Si me lo va a seguir poniendo cada vez más difícil, mejor dicho. He arrastrado los pies para ver mis huellas, y comprobar si en realidad dejan la pisada que quiero dejar. Si esa hoja no está mejor virgen que escrita. Todo eso transcurre por mi mente, mientras me resisto a decidir qué hacer con el pincel que aguarda rematar el fresco en la pared.

Ha…